lunes, 24 de enero de 2011

Rutina

En mi vida el cielo parece no tener fin, pero realmente no hay mucho para mirar.

Cuando era una niña, incluso una vida tan normal como esta estaba llena de aventuras...

Me pregunto cuando esta ciudad me empezo a parecer insulsa y aburrida...

Pero la ciudad no es el problema, porque incluso si estoy en una ubicación diferente, se que siempre seré yo misma.

Me pregunto cuando fue que comencé a sentirme asi...

Algo nace dia a día a mi al rededor, y a la vez, al mismo tiempo, algo desaparece...
Y aun asi, nada cambia, nada sucede.
Esa era mi vida diaria.

Yo queria cambiar algo.
Yo QUIERO cambiar algo.

Pero no tengo el coraje ni la fuerza para hacerlo...

10 comentarios:

  1. Sin valor y voluntad nada cambiará, por mucho que lo desees. ¡Ánimo! Arriésgate y no retrocedas, quizás encuentres obstáculos y tropieces, pero es parte de TODO camino, todos deben pasar por ello.

    Gracias por tu visita ^^

    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Si vos queres, podes cambiar eso que te molesta :).

    EY! SOS DE CORRIENTES? :O

    ResponderEliminar
  3. Me encantó lo que escribiste, suelo sentirme así muchas veces.

    ResponderEliminar
  4. Si si, soy de Corrientes :3
    Gracias por pasar

    ResponderEliminar
  5. Yo también soy de corrientes, capital que emoción jaja... me voy a Santa fe con una amiga. LEJOS DE TODO ESTO asi que estoy muy feliz jaja :)

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Tú también tienes un blog precioso :) y sí, todas las entradas donde al final pone Ámbar, son reflexiones mias, me alegra mucho de que te haya gustado. Yo también te sigo.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Me agarro un escalofrió mientras leía. Lo he pensado incontables veces... en fin yo ya me resigne...

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. La verdad me senti reee identificado con muuchas de las cosas que escribiste posta. bye

    ResponderEliminar